top of page

Poemas de Jorge Kanese

Texto del Dossier publicado en el primer número de alba en 2012. Illustraciónes: Cynthia Kittler




¿Profesionalmente?: BASURAS


Soy

el ordenador-clasificador de basuras

(¿Uras?).

Adoro este oficio, es casi un hobby para mí.

Me divierte.

me paso las horas con las manos en el tacho,

escarbando, hurgando, descubriendo nuevos mundos,

nuevas esperanzas, nuevas sensaciones, nuevas

(y)lusiones

(grandes basuras: los discursos

y basuritas chiquititas coleccionables

como estampillas:

siempre hay excepciones –claro–,

no es cuestión de exagerar).


Hay quienes coleccionan muertos,

es toda una especialidad

con técnicas preci(o)sas y sofisticadas.

¡Y lo que cuesta entender de basuras hoy-en-día!

Yo me conformo con ser un simple aficionado,

un clasificador ojimétrico;

mezclo y codifico basurales a mi gusto, al boleo,

(a-según) como se me antoja.

Al-final: son nada más que basuras.


Poseo una colección particular:

mis joyitas predilectas

a quiénes amo con pasión y sin lógica;

restos de la cola de un pescado embalsamado

que encontré en un-cierto tacho caminando al azar

en una noche sin luna y sin lunares

(¿verdes-acolchados-acolchonados?).

Es la imagen casi-perfecta de la destrucción,

del acabó-se.



Ojeo y me extasio

en este semimundo plagado de imperfecciones,

(real y cierto) mucho después de todas las catástrofes.

Mi trofeo optimista es un gato de barro

horrible y despintado. Es fantásticamente feo,

casi apocalíptico (sonoro y pueril-¿cerril?),

quintaescencia de Dios y/o la n(H)ada.


En fin: conservo una amplia gama

de basuras de tono medio,

pues son la (supuesta) imagen de lo correcto,

lo ecuánime, lo-cuerdo, lo equilibrado, lo posible:

una flor marchita del siglo 13,

una astilla de las Carabelas (¿calaveras?)de Colón,

una botella vacía de vino tinto (sin-marca)

y una frase

escrita en un idioma que des-conozco,

que no comprendo.


Desecho-desperdicio-resto, apócrifo,

miasma, tragedia y Caín. ¿Aháta-aju?

[De 4: inventando un ritmo (+) loco

para reventar al rock.]

Soy

un punto infinito

en la nada de los sueños.





¿Qué será?


¿Qué será de las cucarachas amarillas

las noches de los martes

sin lunas que las consuelen,

sin chocolate,

sin países de mierda como el nuestro

donde vivir,

donde criar a sus hijos?


¿Qué será de los grillos y langostas verdes

cuando se terminen los tanques,

cuande se acabe el chiste

de que los buenos somos

nosotros

y los relojes marquen

nada más

que los minutos de descuento?


¿Qué será de las mariposas sin alas

cuando no existan los rascacielos,

cuando –por esas cosas de esta vida–

se nos ocurra partir el mundo

con un cuchillo de pan

y las lágrimas

se derramen en el infinito

sin remedio?


La espasmirokracia


Konste que me propuse firmemenchi

(tipo himno) no e-cribir más porkerías.

Pero el paisaje (mental) de kada uno é lo ki-ées.

Berenjena con paspasfritas. Vanana con queso.



Y como kortar la lengua no entraba en los planes:

pohäro’ysä-¿benenus? Reisgneitor.

Una pjija (aunke bana-na) siempre será una pixa

a pesar del ymperio romano y otros

que no kiero ni-nombrar.



De puro mbore emputecido que se juramentó

y recontraterkamente se emperró hasta el karakú

en xoderle la bida a tanta inteligentzzia intrusa.



Amén kolinos.

Ke ni uma pelusa de mis vomvachas sekretas

derramaré en bano por bos mentekatos empabonados.

Koxa. Más puta que ballena azul en primavera.





Kribir mäu


No xe trata de escribir mal. Isso kuaskier pode.

No xe trata de exkriwir feio. Tanveim isso poëde

kasi kuasi-kier. Nu se trotta de krivir lindu. Esso

xí-ki pode quasquier goludo-pelurdu. Xi trutta de

no-kriwi-wir (luogo non echisto). De kribir para

non dechir ke (no) kribimos por ekriwir::: xôlo

para romper as voylas: xôlo para meterlas, para

xakarlas, para non meter-Kê?; para non xakar

numka. Orror a las entelekias. Clarísimo como

agua-è-yubia.



Jorge Kanese (Asunción, Paraguay, 1948) es doctor en microbiología y profesor universitario y es considerado una figura importante del grupo poético Poetas3Fronteras. Durante la dictadura de Stroessner, fue encarcelado y torturado y huyó al exilio a Buenos Aires. Publicó los poemarios Paloma Blanca, Paloma Negra (1982), De gua'u la gente no cambia (1986), La conspiración de los ginecólogos (2006), venenos (para mí) (2007) temworeí (2007), Las palabras K (2011). Una selección bilingüe de sus poemas en traducción de Léonce W. Lupette fue publicada por luxbooks en 2014.

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


Unterstützen Sie unser Projekt!
Kaufen Sie unsere Magazine oder abonnieren alba.lateinamerika.lesen!

In die Mailingliste eintragen

bottom of page